Un detalle para el 19 de marzo que enternecerá a cualquier papá: esta cartera es única.

Uno no puede mantenerse ajeno a lo que está de actualidad en relación con los regalos originales: el día del padre está a tiro de piedra. Ya os lo podéis imaginar: no hay comercio físico ni tienda online que no se haya apuntado a la campaña; algo que se nota en cualquier escaparate: corbatas, calcetines, pijamas de primavera… En fin, papás del mundo, ya lo imagináis: “regalazos que llenan de ilusión”. Por suerte, siempre hay opciones para aquellos se buscan la vida, como el detalle para el día del padre que elegí para hoy: una cartera Dynomighty pensada para los padres que somos perfectos. Levantemos la mano: ¡nos merecemos un buen regalo! Y creo que esta cartera lo es.

Tengo varias carteras Dynomighty, es un modelo que me harto de recomendar. ¿Queréis saber qué tienen de especiales? Que no se parecen a ninguna otra cartera, por ejemplo. En serio, a ninguna: parecen de papel, son ligeras como el papel, delgadas también como el papel… Y, sin embargo, aguantan el agua, los desgarros, son resistentes, soportan todo el trajín durante años… Y se pueden personalizar de maneras tan originales como ésta: con un diseño pensado para el día del padre. Es exclusivo de CosasdeRegalo.com, por cierto.

Esta cartera Dynomighty para papis se puede entregar como un detalle también de otro día: su mensaje es perfecto para demostrar el cariño a diario. No le falta de nada, puede guardar tarjetas, documentos, dinero y decenas de esos recibos que acaban en la cartera en lugar de en la basura. Además, la cartera es económica y sin que por ello vea mermada ni la calidad ni la exclusividad: única, ya os lo he comentado. Y no se me hace tan “pastelosa” como otros artículos tan “wonderfulianos” para conmemorar las ocasiones especiales.

No sé vosotros, pero a mí me atrapó al primer vistazo. Aunque claro, ya tengo algunas de estas Mighty Wallet. Id a por ella: será vuestra por 19,21 euros. Bueno, más bien será de vuestro padre…

Una cartera diferente para un papá único