Después de estar unas semanas con él puedo decirlo: este Xiaomi Redmi Note 3 es una muy buena compra.

No sé vosotros, pero yo tengo la cabeza cada vez más liada de tantos móviles que pasaron por mis manos. Y son unos cuantos: desde los más potentes y gamas alta (el Samsung Galaxy S7 es un pepino, os lo aseguro) a los más baratos y accesibles. ¿Cuál elegir? Dependerá de los gustos y, sobre todo, de la pasta que estéis dispuestos a gastaros, pero siempre puede encontrarse un modelo que una economía con prestaciones. Hoy destaco justo eso: me encuentro probando el Xiaomi Redmi Note 3 y no puedo hacer otra cosa que recomendarlo. ¡Qué pedazo de teléfono! En todos los sentidos, que pegas también tiene.

No soy un experto en Xiaomi, pero sí que sé la capacidad de la marca china por fabricar smartphones y tablets espléndidos. El Xiaomi Mi5 que saldrá en breve es una buena muestra (lo probé y me dejó claro que tenía que hacerme con él), teniendo otros modelos que tampoco le andan a la zaga. El más reciente Xiaomi Redmi Note 3 es uno de ellos, teniéndolo todo para triunfar. Incluso buen precio a pesar de los costes de importación.

Lo primero que llama la atención es que este smartphone es grande. Ya hay muchos móviles con 5,5 pulgadas de pantalla, equiparándose en dimensiones a los más contenidos (el frontal está bastante bien aprovechado). Cara trasera de metal conformándole un tacto frío y elegante, resolución Full HD para la pantalla con un procesador MediaTek Helio X10 que da la talla en todo momento, lector de huellas digitales para añadir seguridad en el uso… Y con una cámara que, si bien no está a un excelente nivel, se comporta a la perfección en situaciones de buena luminosidad. ¿Y en baja? Bueno, su doble flash puede ayudaros si los objetos están cerca…

Un smartphone impresionante: Xiaomi Redmi Note 3

El Xiaomi Redmi Note 3 me parece muy buena elección porque no prescinde de nada mientras aprovecha para colocar un gran hardware dentro de unos acabados fabulosos. En serio: nadie puede decir que los poco más de 200 euros que cuesta no están bien aprovechados, porque lo cierto es que no importaría pagar más por esta pequeña gran bestia. Creedme: he probado tantos teléfonos que ya perdí la cuenta. Y las sensaciones que me deja el Redmi Note 3 son las de estar ante un auténtico gama alta. ¡Y menuda autonomía, no volveréis a sufrir por no encontrar un enchufe!

Hay dos versiones del Xiaomi Redmi Note 3, pero yo os recomiendo la más cara: los 3 GB de memoria RAM se notan (en el de 2 GB el sistema está constantemente cerrando aplicaciones en segundo plano). También los 32 GB de almacenamiento interno, algo a tener en cuenta ya que no posee expansión por SD card. ¿Lo queréis? Lógico: está en Amazon al precio de 239 euros. Impresionante es poco.

No te arrpentirás de comprar el Redmi Note 3