A pesar de tener unos años, el LG G2 sigue en plena forma: todo un "movilaso" Android.

La tecnología móvil se mueve con tal velocidad que siempre que me piden recomendación para un teléfono me cuesta encontrar el modelo más apropiado. Claro, siempre tengo unos smartphones “fetiche” (por ejemplo, el Motorola Moto G), pero puede que no se adapten a la perfección a la persona. ¿Económico y equilibrado? Ese Moto G es canela fina. Pero ¿y si me piden que también tenga una excelente cámara, con una autonomía de un par de jornadas y con una interfaz que incluya opciones adicionales? Y, encima, no debe ser muy caro comprado libre… Yo lo tengo claro: el móvil clave es el LG G2. Sí, se ha lanzado hace dos años y medio; sí, quizá no sea todo lo económico que la mayor parte de la gente querría; pero ya os digo yo que vale cada euro de lo que cuesta.

Suele ser una consideración recurrente: ¿ir a por un móvil moderno y más caro o retroceder un par de temporadas hasta alguno puntero de aquella época que siga manteniendo fuelle? Como en todo, los gustos pueden inclinar la balanza hacia un lado u otro, pero el LG G2 es tan bueno que pocos le pondrán pegas a su adquisición. Incluso los que más entendemos de smartphones: este móvil sigue mereciendo la pena.

Todavía recuerdo cuando lo tuve: el LG G2 me enamoró desde el primer momento. Y con sólo encender la pantalla: esas 5.2 pulgadas Full HD casi sin marco son una maravilla, manteniendo una excelente respuesta táctil con una total ausencia de botones en el frontal y en el costado. ¿Dónde los empezó a colocar LG a partir de este G2? En la parte trasera. Choca con el primer uso, pero te acabas acostumbrando en cuanto ya lo tienes unos días. Y el tener esa situación para los botones ayuda mucho en la toma de selfies: dispone de un modo de captura mucho más ergonómico.

¿Quieres que te recomiende un móvil? Apunta: LG G2

Procesador de cuatro núcleos, 2 GB de memoria RAM, 16 o 32 GB de almacenamiento interno con opción a insertar una SD Card, batería de 3000 mAh que cuesta más agotarla que beberse un tanque de horchata… Y una cámara trasera que, además de incluir 13 megapíxeles para las dimensiones de la foto, incorpora un estabilizador mecánico con el que obtener fotos más luminosas incluso de noche. ¿Vais entendiendo las razones por las que recomiendo este LG G2? Pues eso: mejor comprarse un gama alta de hace un par de años que invertir en uno de gama media actual. Sobre todo si tiene la calidad que LG colocó a su G2.

¿Queréis renovar el móvil o estáis buscando un buen regalo en forma de móvil Android? No lo dudéis: el LG G2 es una de las mejores elecciones. De hecho, si tuviera que renovar el mío seguramente me lo compraba: por 249 euros libre lo tenéis. ¡Sin contratos ni ataduras con las compañías móviles!

El mejor móvil Android que puedes comprar por 249 euros