Esta pala de plástico es lo que buscabas de pequeño para hacer agujeros en la playa: castillos en minutos.

¡Que estamos en época de playa! Y eso se tiene que notar en este blog, por más que a mí no me entusiasmen los quemazones en la piel a lo guiri. Sí, es el problema de tener la piel tan blanca como la leche: he ido acumulando tantas malas experiencia en la playa desde que soy niño que ha acabado por no gustarme; aunque lo que sí que me encanta es hacer agujeros en la arena, ver cómo se llenan de agua y, después, utilizar la arena para hacer castillos y fuertes. ¿A que estáis recuperando los recuerdos infantiles? Pues hubierais dado vuestra vida por tener una pala excavadora de mano. Como lo leéis: toda una pala excavadora de juguete que permite abrir agujeros más rápido y con mucho menos esfuerzo. ¡Genial!

La forma y el diseño recuerdan a las palas de las retroexcavadoras, manteniendo un tamaño lo suficientemente grande como para que lo puedan usar niños y mayores (sí, se las podréis robar a vuestros hijos). Construida en plástico resistente en color amarillo, esta pala excavadora de juguete ofrece resistencia de sobra como para no amilanarse ante la arena más compacta, pudiendo abrir agujeros con una mínima parte del esfuerzo. Y sin que corra el riesgo de romperse como una pala de juguete tradicional: los dientes de la excavadora arañarán la playa hasta dar con el agua incluso aunque esté profunda, regalando diversión y consiguiendo que los padres tengan que preocuparse menos de los niños. Porque ya sabéis: si están entretenidos cerca también podremos vigilarlos de manera más segura y fiable.

Esta pala excavadora para la mano viene de manera unitaria, por lo que el precio es de una sola pala (aunque parezca que llegan en pareja por las imágenes promocionales). Tiene unas dimensiones de 35,6 x 11,4 x 13,3 cm, pudiendo comprarse por sólo 19,90 euros. Si tenéis en cuenta que el juego de palas y cubo normal apenas dura un par de días de playa, con la excavadora de mano tendréis juguete para rato. Y diversión, mucha diversión. ¡No olvidéis la crema factor 40!

Pala excavadora de mano: imprescindible para la playa