¿Estás pensando en consultar algo con al almohada? Escríbelo en este cojín: es casi lo mismo.

No sé vosotros, pero a mí me entusiasma cualquier objeto sobre el que se pueda escribir. Aunque ya os digo que ésa es una obsesión mía: me paso plasmando palabras sobre soportes físicos desde la mañana hasta la noche. Literalmente: escribir ocupa todo mi día. Y principalmente en el ordenador; sin que por ello se me descuiden las libretas, los folios, las servilletas de bar o los cojines. Sí, también los cojines: con éste apto para dejar notas que me he encontrado por Regalador podréis dejarle mensajes a vuestra pareja en el sofá. O un dibujo, también es posible anotar una frase que veis de una película, el teléfono de ese producto de la Teletienda que apareció de madrugada y que no apuntasteis porque os dio pereza levantaros del sofá… En fin: que es un cojín que se puede escribir. ¡Y borrar para apuntar de nuevo!

No es que las telas aptas para escribirse sean nuevas, que ya existen hasta peluches para niños. Pero nunca lo había visto en algo tan decorativo como un cojín, por lo que me ha llamado mucho la atención. ¿También a vosotros? Pues se trata de un cojín de 35×35 cm, disponiendo de un interior acolchado con una funda apta para apuntar cualquier cosa. De ahí la principal cualidad del Note Me (el nombre del cojín), pudiéndose desenfundar una vez escrito para, tras sumergirlo en agua, eliminar los garabatos. Sin jabón ni materiales químicos: todo lo escrito con el rotulador incluido (sí, se incluye un rotulador negro) se borra sumergiendo la funda en agua. ¿Que os cansáis del dibujo? Se moja y listo.

¿Queréis ver cómo es este cojín apto para la escritura? Pues aquí lo tenéis: en vídeo para vuestro disfrute. ¿A que os tienta ponerlo en el sofá?

Como veis, es sencillo, cómodo y muy divertido, permitiendo que saquéis el genio que lleváis dentro para plasmar desde citas a dibujos. Por ejemplo… Yo dibujaría emoticonos en el cojín, consiguiendo que mi sofá se expresara por sí mismo. ¿Qué os parece la idea? Pues a ponerla en práctica: por 19 euros tenéis el cojín Note Me en casa. ¡A por él!

¿Quieres un cojín que se pueda escribir y borrar? Aquí lo tienes.