Puede parecer rara la combinación; incluso un poco fuera de lugar. Pero ¿acaso no es diferente a cualquier otro biberón? ¡Eso es lo que cuenta!

Reconozco que cuando he visto este regalo he sentido una mezcla extraña de sensaciones. Al primer vistazo me ha parecido realmente curioso: ¿un biberón que parece un botellín de cerveza? Sin duda un regalo muy divertido para entregarle a unos padres recientes. Aunque claro: por otro lado… ¿Mezclar la cerveza con un bebé? Sí, sin duda es un poco transgresor, aunque prefiero quedarme con el primer vistazo: este biberón con aspecto de cerveza es curioso y original a partes iguales, ofreciendo la funcionalidad típica de un biberón y su nivel de seguridad sin que por ello se le prive a los padres de alimentar a su bebé de una manera curiosa. Será su biberón favorito, eso seguro. Incluso cuando el bebé crezca y ya sea capaz de tomar decisiones.

No se puede decir que aporte nada más al mundo de los biberones aparte de su aspecto diferente, por lo que no creo que deba explayarme en sus características. Capacidad máxima de 300 mililitros, dos colores a elegir (verde o marrón, acorde con los botellines más populares), tetina de silicona incorporada, cubre tetina que remata el parecido con la cerveza imitando el cuello de la botella junto con su chapa… Y un detalle muy importante que ejemplifica la seguridad del biberón: está fabricado en policarbonato libre de Bisfenol A. Toda una garantía para cualquier padre.

Ya hace tiempo que mi hijo dejó de tomar biberón (ahora prefiere el jamón y el queso del bueno), pero seguro que lo hubiera comprado para tener uno de recambio. Por ejemplo, podría llevarlo de repuesto en el carro cuando saliera de visita, sorprendiendo a los colegas al tiempo que alimento al bebé. ¿Qué os parece la idea? Pues ya sabéis: tanto si lo compráis para vosotros como si apostáis por regalárselo a otra pareja, el biberón con aspecto de cerveza lo tenéis en CosasdeRegalo.com al precio de 11,95 euros.

Un biberón que no se parece a ningún otro