¿Por qué elegir un jamón para echar la siesta? Porque es blandito, suave, cariñoso... Sin duda, el cojín más original que encontraréis.

Reconozco que me estoy durmiendo con este blog, las novedades van llegando con cuentagotas. Pero no creáis que lo voy a abandonar, que sigo buscando por la red los regalos más originales que existen. Y claro, si mezclas originalidad con dormir puede que aparezcan los cojines como artículo relacionado, pero seguro que no os aparecería un jamón como este que me encontré por Curiosite. ¿Para cortarlo y servírselo a los amigos gorrones junto con la cervecita? No: para echar la siesta. Como lo leéis: este cojín con forma de jamón es suave, esponjoso, cómodo para utilizarlo en el sillón (habrá que comprobarlo en la realidad, claro) y, sobre todo, le cambia la cara a todo aquel que lo ve. Y no me extraña ni una pizca: a mí me ha encantado.

No soy demasiado amigo de los cojines ni de los sillones: mi espalda prefiere un respaldo más firme capaz de aportarme una mejor postura. Pero no voy a negar que a mi sillón bien que le añadiría este cojín con forma de jamón: me parece una idea genial la de mezclar elementos icónicos con los objetos más habituales. Porque no lo olvidemos: ¿qué es más icónico de nuestra cultura que un jamón? No, por la flamenca para la tele no paso. Y por el toro mucho menos. Pero oye, que el jamón le gusta a todo el mundo.

Exterior de algodón 100 % para que resulte cálido y agradable al tacto, relleno esponjoso en espuma de poliéster, forma calcada a la que tiene un buen jamón ibérico, 70 cm de largo x 22 cm de ancho para las medidas de este cojín… Y un aspecto que resulta irrefutable: no habrá visita que no se fije en vuestro jamón del sofá, pudiendo conseguir que aparten los ojos de ese jamón de verdad que tenéis en la cocina. Dos pájaros de un tiro: sorprenderéis y no se os comerán las viandas. ¡El regalo perfecto para las visitas!

Podéis conseguir este cojín con forma de jamón ibérico en la tienda online Curiosite, teniendo un precio de 16,90 euros. Ya veis: además de original es barato. ¡Y molón!

Ponedle un jamón a vuestro sofá con este divertido cojín