Controla tu ejercicio sin agotar tu bolsillo: la pulsera Xiaomi Mi Band es una buena alternativa a las Fitbit.

Como aficionado a hacer deporte de manera habitual, y enfermo de dar más paseos que quien trabaja de repartidor de Correos por placer, dispongo de más gadgets de los que me hacen falta con los que registrar todo el ejercicio que realizo. Desde la Fitbit HR que llevo anclada a la muñeca derecha al Samsung Gear S que tengo en la otra muñeca (estoy un poco enfermo, lo sé), pasando por aplicaciones para el móvil o el propio teléfono: mido calorías, pasos, me estimulo para caminar más de 12 km diarios, registro las pulsaciones, mido el azúcar de forma frecuente, registro las velocidades medias a las que corro cuando me pongo las zapatillas… Vamos: que he descubierto la estrecha relación entre el ejercicio y la tecnología, consiguiendo que levante el culo del asiento sólo porque quiera completar mis gráficas. ¿Os atrae también esta idea pero aún no sabéis si os convencerá el uso de las pulseras cuantificadoras? Yo os traigo la solución: la pulsera Xiaomi Mi Band. ¿Por qué? Porque podréis probar el registro de ejercicio sin que os gastéis demasiado dinero en el gadget.

La Xiaomi Mi Band no es de las más bonitas del mercado, careciendo de pantalla a través de la cual visualizar el ejercicio. Aunque dispone de su propia aplicación para el teléfono con la que visualizar todo lo necesario, siendo compatible con casi cualquier smartphone Android que disponga de versión igual o superior a 4.4. Además de que ha de tener Bluetooth, claro, ya que la Xiaomi Mi Band se comunica con el móvil mediante esta tecnología inalámbrica. Y en cuanto a funciones…

Como todas las pulseras cuantificadoras que siguen la estela de la Fitbit, la Xiaomi Mi Band registra los pasos andados mientras tengamos puesta la pulsera, contabilizando también los kilómetros y las calorías consumidas. Posee LEDs de notificación que se pueden personalizar en color, disponiendo de vibración, aviso de llamadas y registro de la calidad del sueño; incluyendo también alarma que saltará según lo bien que hayamos descansado. Y con una batería que aguanta casi un mes sin que se estropee si se moja, lo cual hace a la Xiaomi Mi Band un wearable todo terreno. A un precio que no ofrece mucho margen para pensar: a por él y listo.

Xiaomi Mi Band

Venga, que toca quemar la grasa sobrante en previsión de la operación bikini. ¿Queréis un pequeño estímulo? Perfecto, por menos de 25 euros tenéis vuestra Xiaomi Mi Band. Como para pensárselo: máxima calidad a un precio ridículo.

Consigue tu Xiaomi Mi Band a un precio increíble