Parece absurdo, pero es más útil de lo que parece: el palo de selfies hace de los autorretratos todo un juego.

Anda que no me he reído los últimos días de Navidad: salí de excursión por Madrid (o me llevaron a rastras, dichosa “familia que se aburre en casa”) y me cansé de ver a gente portando orgullosa su palo de selfies. Confieso que jamás pensé que este accesorio tan curioso triunfase, pero ya veis: si queréis salir bien posando con morritos, lo mejor es que os aseguréis de que el encuadre es el mejor posible. ¿Y qué mejor manera de tener una buena perspectiva que alejando lo más posible la cámara para que se minimice el efecto “brazo extendido”? Además de que un palo de selfies como éste que os propongo permitirá que salgáis muchos más amigos en la foto, facilitando con ello los selfies grupales. Ya veis cómo evoluciona la tecnología: la escoba era un buen mando a distancia antes de inventarse el propio mando; y el palo de selfies acaba siendo la mejor forma de hacerse un autorretrato. La humanidad está loca…

Veamos, cómo puedo describir el funcionamiento de… ¡UN PALO, ES UN PALO! Ay, que no me puedo reprimir los chistes… En fin, que se trata de un simple soporte monopie con el que sostener la cámara, algo que lleva existiendo desde antes de que se inventaran las réflex de 35 mm. Aunque ¿sabéis qué? Con este accesorio podréis enganchar vuestro smartphone además de cualquier cámara que posea la rosca de trípode universal (casi cualquier compacta, réflex o cámara de vídeo), siendo extensible en distancia y pudiendo inclinarse el teléfono para así orientar el sensor a la perfección. Además, este palo de selfies incorpora su propio mando a distancia Bluetooth, permitiendo que disparéis a distancia la cámara posando a la perfección y sin que salgan las imágenes movidas. El mando sólo es compatible con algunas apps de Android y iOS, pero el palo de selfies es casi universal. ¡PORQUE ES UN PALO, UN PALO!

¿Queréis vuestro palo de selfies o monopie? Perfecto, es vuestro por 10,10 euros a través de Amazon. Apto para móviles que tengan entre 40 y 70 cm de ancho, por cierto.

El palo de selfies más completo y barato