Uno de los mejores smartwatch del momento. Con Android Wear y lleno de posibilidades

Anda que no llevaba tiempo sin actualizar el blog, esto de mantenerse de vacaciones no es bueno para la productividad. Pero, como tarde o temprano había que pegarle de nuevo a las teclas para retomar la actividad dentro del terreno de los regalos originales, pues heme aquí delante del portátil: dispuesto a destacar a uno de los gadgets que me parecen más atractivos: el reloj inteligente con Android Wear. Como buen geek y amante de Android que soy, llevo tiempo detrás de uno de los nuevos smartwatch basados en la versión del sistema operativo para dispositivos “portables”, encontrando que el el LG G Watch es la mejor opción de las que hay disponibles; al menos hasta que aparezca por las tiendas el esquivo Motorola Moto 360. ¿Queréis hacerle un regalazo a alguien enamorado de la tecnología? Pues ya tenéis a todo un referente. Aunque no es barato…

Como ya he dicho, hay varios modelos de smartwatches con Android Wear: este LG G Watch y el Samsung Gear Live (aparte del ya mencionado Moto 360). Todos tienen unos usos similares junto a una interfaz idéntica, por lo que las diferencias vendrán con el diseño y toques de hardware. ¿En qué se distingue el LG G Watch? Bien, tiene una batería más o menos aceptable para un reloj situada en una capacidad de 400 mAh, manteniendo un sistema de carga que lo considero bastante adecuado: dispone de su propia base de carga, por lo que no estropearemos el conector del teléfono introduciendo y retirando el cable (como sí que ocurre con el Samsung Gear Live, por ejemplo). En color negro, con su correa de silicona y con otro detalle a tener en cuenta: podréis adaptarle cualquier otra correa, por lo que disponer de un smartwatch junto a una correa de piel es perfectamente posible. O con una de oro si tenéis el valor de caminar con ella…

De diseño sencillo y rectangular, con una pantalla IPS LCD de 1,65 pulgadas a todo color, 63 gramos de peso, capaz de registrar los pasos y de mantener todo el registro del ejercicio realizado, comunicación con casi cualquier móvil Android mediante su conexión Bluetooth 4.0, 4 GB de memoria interna junto a 512 MB de memoria RAM, procesador de cuatro núcleos Qualcomm Snapdragon a 1,2 GHz por núcleo… Como veis, es toda una bestia para ser un reloj, pareciendo más un móvil en miniatura que otra cosa. Aunque eso sí: la autonomía sigue siendo el punto débil del LG G Watch, manteniéndose un par de días a lo sumo lejos del cargador. Problemas que no se van a solucionar en un futuro próximo según parece.

LG G Watch: un pedazo de smartwatch ya con Android Wear

¿A que os han entrado las ganas de compraros uno de estos smartwatches? Yo tengo reservado el mío y ya ando comiéndome las uñas ante la perspectiva de atármelo a la muñeca. Sin duda, es uno de los regalos originales para geeks más apreciados por todos los que aman Android. Incluso para los que, simplemente, disfrutan toqueteando una pantalla táctil…

Que no se escape: ¡átate el LG G Watch a la muñeca!