• El sueño de cualquier hombre: montar barbacoas en casa
  • Pequeña, cómoda, fácil de transportar y de diseño
  • ¡Será el centro de todas las fiestas!

No hay domingo en el que no apetezcan unas buenas brasas. Bueno, más bien algo asado sobre dichas brasas, que no veo a nadie comiéndose unos troncos a medio arder (mucho hambre hay que tener). ¿Cuántas veces habéis planeado una escapada con los amigotes sólo para degustar unos chorizos, unas chuletas y unas costillas a la brasa? Callad, que puedo oír a vuestros estómagos rugiendo en la distancia. ¿Queréis que os diga una manera alucinante de hacer una barbacoa sin la necesidad de planear la odisea que supone escaparse un domingo fuera de la ciudad? Más sencillo que meter un chorizo en un cacho de pan: sólo hay que utilizar la minimísima barbacoa Nido. Me la he encontrado en la tienda online CosasdeRegalo.com y, aunque aún no la tienen en catálogo, yo ya me la he apuntado en mi lista de próximas compras.

Lo primero que llama la atención en este regalo original es el diseño: me parece tan sencillo y llamativo que realmente no da la impresión de que la Nido sea una barbacoa. Podría pasar por la mesita del comedor, teniendo unas patas de madera puestas en cruz sobre las que se asienta el armazón de metal que servirá para colocar las brasas y, encima de la parrilla, los alimentos. Parece sencilla a la vista, pero eso sólo es por la estética de su diseño. No sé vosotros, pero a mí me daría lástima ensuciarla de carbón.

Vayamos con lo más importante, que no es otra cosa que alabar sus capacidades para convertirse en el centro de la fiesta. Imaginad que montáis una en casa, invitáis a todos vuestros colegas, sacáis la barbacoa Nido a la terraza del piso y hala: a asar chuletones. O chorizos, verduras, morcillas, rebanadas de pan… Vaya, lo que tengáis por la nevera (sardinas no, que los vecinos os echan de casa), transformando la fiesta en una improvisada cena. Y lo mejor es que la podéis poner en cualquier otra parte midiendo algo más de 23 centímetros de alto con una superficie de parrilla de 35 centímetros cuadrados. Como ya he dicho, no es mucho, pero se basta y se sobra para utilizarse tanto de forma esporádica como todos los fines de semana. Incluso se puede usar entre semana para darle un aire fresco a la rutina.

No os perdáis esta mini barbacoa Nido: con ella tendréis los domingos soñados sin la necesidad de abandonar vuestra casa. Está disponible en CosasdeRegalo.com al precio de 69,95 euros. Con gastos de envío gratis, ojo.

¿Ardéis en deseos de comprar vuestra barbacoa? Está aquí