• Totalmente manual: el helado se hace delante de tus ojos
  • Sencillo, llamativo, fácil de usar y con ingredientes que tú mismo preparas
  • ¡Perfecto para refrescarse en los días más calurosos!

Vale, puede que ni ayer ni hoy haya hecho un calor escandaloso (al menos donde yo vivo, que ya se sabe que todos nos miramos el ombligo cuando observamos el mundo), pero seguro que el regalo original que os he seleccionado para hoy os sirve de mucha ayuda cuando el sol os estrangule desde lo más alto en los días de julio y de agosto. Y no, no estoy hablando de un pase de verano para la piscina ni de una nevera hasta arriba de cerveza (que ambas cosas servirían para apaciguar el calor, por otra parte), sino de un accesorio de cocina que seguro que os enamora al primer vistazo: el bol heladera de Zoku para hacer helados fácilmente y con sólo mover la cuchara. Tiene un diseño tan sencillo y unos colores pastel tan agradables que resulta imposible no comprarse la colección entera.

Si sois aficionados a este blog, seguro que ya me habéis leído en más de una ocasión hablar de los productos de Zoku. He de decir que estoy enamorado de ellos, habiéndome comprado una heladera de polos instantáneos con varios accesorios además de uno de sus vasos para hacer granizados. Y a partir de este regalo original fresquito surge el bol para hacer helados. Consta de un recipiente exterior y de uno interior que se congela dentro del frigorífico, bastando montarlo todo de nuevo, verter la crema dentro, ir meneando con la cuchara esta crema, añadir fruta, chocolate u otros toppings al gusto y listo: un helado cremoso, con los ingredientes que se deseen, hecho al instante y creado delante de los ojos. Además, se sigue haciendo mientras se come, por lo que no se deshace tan rápidamente como cualquier otro helado. ¡Lo tiene todo!

Lo mejor es preparar el helado con los ingredientes que a uno le apetecen. Es cierto que la comodidad de comprarse una tarrina de medio litro y comérsela viendo Pretty Woman es ideal para los más vagos, pero crear una base para hacer helados tampoco es tan difícil. Nata, chocolate, fresas, todo triturado con un poco de yogur griego y de azúcar… Y sale una mezcla digna de Häagen Dazs, con la opción de incorporarle al helado desde cereales a fruta fresca. O cualquier otra cosa, que admite todo tipo de ingredientes dulces. ¿A que os apetece tener el bol heladera de Zoku? Lo sabía: soy capaz de contagiar mis deseos con sólo hablar de ellos. Además de mostrar las fotos, por supuesto.

Bol heladera: sacia tu ansia de helados preparándolos tú mismo

No os hagáis los remolones y preparaos para hacer vuestros propios helados con el bol heladera de Zoku. Tendréis un accesorio de cocina limpio, sencillo, más llamativo que un polo de sabores y con toda la calidad de Zoku. Que es muy alta, os lo puedo asegurar: tengo varios de sus productos. Éste no, algo que tendré que solucionar.

Enfréntate al verano con el bol para hacer helados. ¡Te enamorarás de él!