Mando a distancia con forma de varita mágica

Hoy voy a desempolvar todos los conjuros que he ido aprendiendo de ver las películas de Harry Potter con uno de esos regalos originales que, pese a llevar unos años en el mercado, siempre sorprenden a cualquiera que no lo conozca. ¿Cuántos trucos de magia conocéis? “Wingardium leviosa” y poco más. Aunque seguro que después podréis improvisar sobre la marcha mientras meneáis en el aire vuestra varita mágica (a saber qué estaréis pensando ahora). Pero no ésa que venía en la caja de Magia Borrás y a la que se le destapaban las tapas blancas, sino con una más parecida a las que se encuentran por Hogwarts con el aspecto de un palo pulido de madera. ¿Y si cambiáis el mando a distancia de la tele por uno convertido en varita mágica? Tanto si ya habéis oído hablar de la varita mando a distancia Kymera como si sois unos inexpertos en este regalo friki, os va a encantar la propuesta. Al menos despertará vuestra curiosidad, que es uno de los principales motivos de pensar en regalos originales.

Este mando a distancia convertido en varita mágica carece de cualquier tipo de botón, ejecutando las acciones en los aparatos electrónicos a base de detectar el movimiento mediante sus acelerómetros. Así, podremos cambiar de canal sacudiendo la varita Kymera o subir y bajar de volumen haciendo giros en el aire, permitiendo la memorización de hasta 13 comandos distintos. Quizá cueste un poco llegar a aprender todos ellos, aunque lo mejor es que podremos crear los movimientos nosotros mismos. Basta con poner al mando a distancia varita mágica en modo aprendizaje, ejecutar el movimiento que deseemos, orientar la punta de la varita en dirección al mando a distancia del aparato y pulsar en el botón que deseemos que la Kymera aprenda, ejecutando estos pasos hasta completar los 13 movimientos disponibles. Después… Sólo bastará con que controlemos la tele, o cualquier otro aparato electrónico, a base de movimientos de magia, dando totalmente el pego gracias a la verosimilitud de la varita mágica convertida en mando a distancia. No me digáis que no es una pequeña maravilla: os quedaréis con todos vuestros colegas.

Si queréis imitar a Harry Potter (o revivir aquellos tiempos en los que jugabais a magos con el Magia Borrás), sólo debéis pulsar sobre la imagen para adquirir el mando a distancia varita mágica Kymera. Tiene un precio de 59,90 euros en Amazon, siendo válido para cualquier aparato que se controle con un mando a distancia por infrarrojos. ¡Abracadabra!

Mando a distancia con forma de varita mágica