Lata de refresco falsa con cámara espía

Si habéis leído el título y habéis notado la presencia de la palabra espía, seguro que ya sabréis de qué voy a hablar hoy: de uno de los regalos originales de la tienda Regalos007. No puedo evitarlo: basta con perderme por su sección de gadgets espía para sentirme terriblemente atraído por sus propuestas, habiéndome decidido a traer periódicamente algunos de estos regalos al blog para así compartirlos con vosotros. Y el de hoy me ha impactado por su capacidad de camuflaje: la lata de refresco falsa con cámara espía. Así, con toda la apariencia de una lata de Coca-Cola; aunque escondiendo dentro una cámara y micro con capacidad para registrar todo lo que se haga y diga en cualquier estancia. Hay que usarla con cabeza, por supuesto. Pero seguro que se os ocurren muchas situaciones en la que os hubiera salvado la vida.

Como veis en la foto con la que comienzo el artículo, la cámara queda perfectamente camuflada en los valores nutricionales de la lata de refresco, manteniendo el micro igual de escondido. Así, basta con orientarla hacia la fuente de información para que deje constancia en sus 4 GB de almacenamiento interno, grabando todo lo que se diga durante un máximo de 5 horas continuas. No es que la resolución sea demasiado alta, sólo de 640×480 píxeles, aunque queda más que justificada debido al mínimo grosor que posee la lente. Y sin que la lata de refresco dé a entender en ningún momento que se trata de una cámara espía, manteniendo el puerto USB inferior para extraer las imágenes y el audio, un botón para activar y desactivar la grabación, botón de encendido… y control remoto para grabar sin levantar sospechas. Vamos, que si James Bond hubiera bebido Coca-Cola seguro que tendría agenciada esta cámara espía. Pierce Brosnan, que es el actor con más estilo de todos los James Bond…

¿Se os ha ocurrido más de una situación en la que poder utilizar este gadget espía? ¿Os apetece tener un aparato tan sofisticado y bien camuflado por lo que pueda pasar? Pues el precio tampoco es problema: tenéis la cámara espía escondida en lata de refresco al precio de 69 euros en Regalos007. Y por 6 euros más os ahorráis el envío, pensadlo.

Cámara espía en lata de refresco