Saco de dormir de peluche Furby: conjuntado con el robot de juguete

Como hacía tiempo que no traía a este blog de regalos originales un regalo apto para los más peques de la casa, hoy me he decantado por uno que me ha despertado mucha curiosidad: el saco de dormir de Furby. No voy a mentirle a nadie si dejo aquí escrito que me encanta el Furby, tanto como juguete como en plan objeto de coleccionista. Soy de los que aún guarda una pareja de Furbys originales en casa y de aquellos que desean cualquier excusa para comprarse uno de los nuevos (aprovecho para decirle a Hasbro que hablaría mucho más de este robot si me cediera amablemente uno), deseando comprarle a mi hijo este accesorio de acampada que he decidido destacar hoy: el saco de dormir de peluche con el aspecto de un Furby. ¿Os imagináis al peque durmiendo calentito mientras abraza a su mascota robótica? Pues ya sabéis: el saco quedará a juego con su amor por el Furby. Y podrá llevarlo de acampada tranquilamente, sobre todo ahora que se acercan las colonias en todos los colegios…

Saco de dormir de peluche Furby: conjuntado con el robot de juguete

Como se trata de un “simple” saco de dormir, no se puede decir que entrañe demasiado misterio, estando en su aspecto exterior su mayor distintivo. Como se puede ver en la foto, el saco parece un peluche azul por fuera, recordando bastante al famoso James P. Sullivan, uno de los personajes principales de la pareja de películas Monstruos SA de Pixar. Aunque el cabezón de Furby en la zona de la almohada despista claramente, permitiendo que el niño tenga la cabeza caliente mientras, además, aparenta ser un verdadero Furby. Con un aliciente: el saco de dormir puede plegarse guardándose dentro del cabecero, transportándose de forma cómoda mientras da la impresión de ser un auténtico Furby.

Este saco de dormir está fabricado en felpa, posee unas dimensiones de 160 x 70 x 6 cm, está licenciado por la propia Hasbro y posee su propia funda de transporte, convirtiéndose en un gran regalo para esos niños que ya han adoptado a su propio Furby. O para los que desean tener uno y deban conformarse con algo menos electrónico…

En fin, que un saco de dormir no es tan molón como un robot de juguete, pero eso no le resta originalidad. Sobre todo a la hora de que el niño acampe con sus compañeros y amigos. Y por 45,41 euros, un precio que tampoco es demasiado exagerado. ¿Lo queréis? En Amazon está.

Saco de dormir de peluche Furby