Hucha con forma de cajero: ahorros que no quitan el sueño

No es que yo sea muy ahorrador, eso lo sabe mi banco y la cantidad de números rojos con los que cada mes me zumba la cuenta corriente. Pero sí que es cierto que dispongo de una pequeña hucha donde voy metiendo las monedas que me van sobrando de tomar el café, el autobús o las del carro de la compra, teniendo un par de botes de metal que poco a poco he ido llenando. Bueno, lo cierto es que no: esos botes se han vaciado más rápido que una caja de Donuts abierta al mediodía, estando ahora bajo mínimos. Y es que la crisis afecta hasta a las huchas, siendo bastante más difícil que antes ahorrar unas monedillas. Aunque a veces eso se resuelve cambiando la hucha por una que sea mucho más original y con la que haga más gracia depositar las monedas, pudiendo elegir una que me ha robado el corazoncito: la hucha con forma de cajero automático. ¿Os da angustia acudir al cajero de vuestra oficina? Pues entrad uno en casa. No sacaréis dinero si no lo habéis metido antes, pero, al menos, tampoco os cobrarán comisión por abrir una cuenta.

Esta hucha con forma de cajero automático es súper molona porque realmente funciona como una de verdad. Sin los engorros de acudir al banco ni de quedarnos en la calle pasando frío mientras sacamos dinero, funcionando con una tarjeta de crédito incluida con la hucha. Deberemos de introducirla para hacer funcionar el cajero, pudiendo insertar todo tipo de monedas y sabiendo en todo momento el importe que la hucha lleva acumulado. Con lector de monedas por cantidad, posibilidad de marcar límites de ahorro, con pin de seguridad, también acepta billetes, con pantalla LCD incluida en la que ver lo que hemos ahorrado o la hora (además de las opciones de ahorro)… Vamos, que no tendréis a vuestro alcance una hucha más completa, teniendo, como se puede ver a simple vista, todo el aspecto de un cajero automático. Chula, chula, vaya.

Esta hucha con el aspecto de un cajero automático está disponible en la tienda online Regalos007 al precio de 29,95 euros, debiendo de abonar también los pertinentes gastos de envío.

Hucha con forma de cajero