Fitbit Flex

He de dejar por escrito mi casi nula afición a los deportes afirmando que apenas veo las retransmisiones por la televisión y ni siquiera me gusta el fútbol. Aunque he de reconocer que sí que practico a menudo algo de ejercicio, centrándome en el running y el biking (correr y hacer bicicleta, vaya, que de la otra manera queda más cool). Pues bien: a fuerza de hacer esa pequeña cantidad de ejercicio (en cuestión moderada, porque bien es cierto que suelo moverme más que una sombrilla de playa) me he acostumbrado a utilizar los gadgets de Fitbit, teniendo desde hace un año una Fitbit Ultra. Además de utilizar el móvil y ciertas aplicaciones deportivas claro. Pues bien, me acabo de enamorar de otro de esos gadgets saludables que nos vuelven locos a los geeks, estando a puntito de lanzarse al mercado: la Fitbit Flex. ¿No la conocéis? Pues os voy a dar un repaso de las bondades de este cacharro, seguro que a vosotros os va a enamorar igual que a mí.

Esta pulsera de silicona (en varios colores disponibles y con un pack sólo de pulseras) posee en su interior un monitor de actividad muy similar a otros Fitbit, aunque, en esta ocasión, se le han retirado los sensores de altitud. En lo que respecta a la captura de movimiento, el monitor registra los pasos, la distancia y las calorías. Pero hay más porque, al ser una pulsera sumergible, también la podremos utilizar para medir el ejercicio realizado en natación, algo imposible de conseguir con otros Fitbit. Incluso posee un despertador por vibración para que podamos usar la Fitbit Flex incluso cuando dormimos, teniendo la captura de patrones de sueño que ya popularizara el Fitbit Ultra. Así, esta pulsera de diseño registrará lo que dormimos y las veces que nos despertamos, mostrando al día siguiente la gráfica de nuestra calidad del sueño. Así como otros datos derivados del movimiento, todos sincronizados de forma inalámbrica con nuestra cuenta de Fitbit a través del iPhone, del iPad o de determinados móviles Android. Y a través de su conector USB para el ordenador, por supuesto.

Podéis adquirir el Fitbit Flex en la tienda online Cosas de Regalo, al precio de 99,95 euros más gastos de envío. También tienen las pulseras de silicona en diferentes colores. Y del resto de la gama Fitbit, por supuesto.