Lámpara de plasma

He de reconocerlo: arrastro varias “espinitas” desde mi época de adolescente que aún no he podido quitarme. Una podría ser tranquilamente el no haber podido armar el cubo de Rubik, y eso que recientemente me compré dos y seguí un montón de tutoriales (verídico). Y otra de ellas podría ser, tranquilamente, la de tener una lámpara de plasma, un objeto que se me quedó en la memoria después de verla multitud de veces en películas y televisión. ¿Recordáis esa bola de cristal redonda con una bobina en el interior que lanza rayos de color violeta contra la cara interna de la esfera? Y esa sensación que da al poner el dedo, como si fueras a electrificarte sin que acabes de creerte que eso no es posible. Pues bien: mirad que lámpara de plasma más chula me he encontrado por la tienda online de Regatron, dispuesta a colmar los deseos más adolescentes con un buen montón de carga eléctrica. 

Me imagino que a todos se os ha venido a la cabeza la imagen de este tipo de lámparas de plasma, donde la atracción a la hora de poner el dedo sobre la esfera resulta altamente irresistible. Y tanto si alguna vez habéis tocado alguna como si nunca lo habéis hecho, esta puede ser una oportunidad espléndida para conseguir la vuestra. Con 15 centímetros de diámetro para la bola, esta lámpara de plasma se convertirá en el centro de la decoración del comedor, siendo electrizante ver cómo los rayos impactan contra el interior del cristal produciendo un efecto que nos traslada a los años 80. ¿Os imagináis encenderla cuando todo esté a oscuras? Impactante, esa es la palabra. Y con dos modos de funcionamiento, ya que podremos activar la lámpara de plasma para que los rayos se estimulen con el sonido o dejarlos siempre en funcionamiento, produciéndose descargas continuas con la característica luz violácea.

La lámpara de plasma y otros regalos para el día del padre los podréis encontrar en la tienda online Regatron, al precio de 29,95 euros.